fbpx

Perú, Patrimonio Del Mundo

Patrimonio Del Mundo

Perú, Patrimonio Del Mundo

Perú muestra al mundo 12 lugares reconocidos por la Unesco como Patrimonio Mundial: ocho culturales, dos naturales y dos mixtos. Su valioso legado cultural y la biodiversidad constituyen un valor universal de admiración.

También existe una gran diversidad de manifestaciones como: danzas, música, peregrinaciones, arte textil, entre otras expresiones tradicionales de las cuales 6 forman parte de la relación del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO y una figura como programa especial.

A. Ciudad Sagrada de Caral – Supe.

Caral es la Civilización más antigua de América, con más de 5,000 años de antigüedad. Es tan antigua como las civilizaciones de Mesopotamia, India y Egipto; sin embargo, a diferencia de las demás se desarrolló en forma aislada pues no tuvo contacto con las culturas del viejo continente.
La ciudad de Caral, ubicada en la costa norte de Lima, comprende seis pirámides, plazas circulares y las residencias de la clase dominante, entre otros edificios. Las evidencias encontradas muestran que se realizaban rituales y ceremonias religiosas, además de que las construcciones residenciales fueron unidades domésticas y talleres de trabajo.
Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 2009.

B. Líneas de Nazca y Pampas de Jumana.

Las enigmáticas líneas y geóglifos que forman figuras geométricas, animales, seres antropomorfos, plantas, entre otros, en las amplias pampas de Nasca y Jumana, solo se pueden apreciar con claridad al sobrevolarlas en pequeñas avionetas.
Pese a la cantidad de estudios, las líneas siguen siendo un misterio en sus casi 2000 años de antigüedad que ni el tiempo, ni los fuertes vientos de la zona y otras adversidades de la naturaleza han podido borrar.
Las líneas, descubiertas en 1927, son la herencia más importante dejada por la cultura Nazca, que dominó el desierto costero sur entre los años 100 a.C hasta los 600 d.C. y que ocupó la zona del actual departamento de Ica.

Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1994.

C. Centro Histórico de Lima.

Lima, Ciudad de los Reyes, fue desde su fundación y durante el Virreinato del Perú, centro político y cultural de primer orden del nuevo continente. Muestra de ello es el Centro Histórico que conserva iglesias, conventos y casonas con elegantes balcones en diversos estilos como el barroco, renacentista o neoclásico.
A cada paso la ciudad muestra una especial combinación de lo moderno con lo ancestral, y destaca la conservación de sus tradiciones en la gastronomía, música, danza y otras expresiones artísticas.
En 1988, el Convento de San Francisco fue inscrito en la lista del Patrimonio Mundial.
En 1991, el Centro Histórico de Lima, recibió el mismo reconocimiento.

D. Zona Arqueológica Chan Chan.

Chan Chan es la ciudad de barro más grande de América precolombina y se calcula que albergó alrededor de cien mil personas, entre los años 850 d.C. y 1470 d.C. El complejo está conformado por diez ciudadelas pequeñas amuralladas, algunas pirámides, canales, cementerios y otras pirámides. Fue la capital del reino Chimú, cultura preinca que se expandió por la costa norte.

Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1986.

E. Complejo Arqueológico de Chavín.

La cultura Chavín fue una de las más importantes que se desarrolló en la etapa  preinca, de 1500 a.C. al 300 d.C. El complejo arqueológico de Chavín, ubicado en los andes centrales, fue un centro ceremonial de primer orden al que acudían en peregrinación desde diversas regiones.

Destacan en la zona la Pirámide Tello, Plaza Circular, Plaza Rectangular, Plataformas Norte y Sur Norte, Cabezas Clavas, Templo Nuevo y Templo Viejo. En sus galerías internas se encuentra el Lanzón: gran monolito esculpido sobre una piedra en forma de una punta de lanza que representaba a su deidad suprema.

Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1985.

F. Ciudad de Cusco.

Al recorrer las calles de la ciudad de Cusco, sus enormes muros y palacios construidos por los Incas exhiben la colosal arquitectura de la capital del Tahuantinsuyo. Cuando llegaron los conquistadores españoles emplearon como base las construcciones incas de piedra sobre piedra y edificaron sobre ellas iglesias, conventos y casonas, formándose una simbiosis peculiar que aportó un carácter único a la ciudad, que fue declarada  Patrimonio Mundial en 1983.

La gran muestra de Arte Virreinal, a través de pinturas de escenas religiosas con marcos en pan de oro, nos transporta a una época donde el encuentro de la cultura andina y la española dio como resultado la afamada Escuela Cusqueña.

Herederos de este arte son los artistas que habitan en las casas talleres del tradicional Barrio de San Blas, que expresan a través de sus pinturas, esculturas y diversas artesanías lo más representativo del arte cusqueño.

G. Centro Histórico de Arequipa.

Arequipa, una de las principales ciudades del sur del Perú, es conocida como la Ciudad Blanca por las edificaciones construidas con sillar, piedra blanca que proviene de las inmensas canteras formadas por la lava de los volcanes que tutelan la ciudad.
Caminar por el Centro Histórico de Arequipa es revivir la época colonial de grandes casonas, conventos, iglesias, todos ellos llenos de magníficas obras de arte. Inclusive se dice del gran Monasterio de Santa Catalina que es una ciudad dentro de otra ciudad.

Sin duda la gastronomía es uno de los puntos más fuertes de la región y nadie puede perderse un típico almuerzo en una de las tradicionales picanterías.
Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 2000.

H. Parque Nacional Río Abiseo.

Situado en la selva norte del Perú, el gran parque fue creado para proteger la flora y fauna de la zona. Sus inmensos bosques de neblina y páramo de selva alta son el hábitat de varias especies endémicas y también de una especie que se creía extinguida, como el mono lanudo de cola amarilla.

Dentro de su riqueza natural se encuentran importantes complejos arqueológicos de la cultura Chachapoyas, como el Gran Pajatén y los Pinchudos.
Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1990.

I. Parque Nacional del Manu.

El parque protege una de las zonas más importantes del planeta en cuanto a mega diversidad de especies biológicas se refiere. Su territorio comprende una variedad de ecosistemas, desde frígidas punas por encima de los 4.000 metros sobre el nivel del mar, hasta bosques de neblina en selva alta y selva tropical. Gran parte del parque es territorio indígena donde viven varias comunidades con diferentes niveles de contacto con el exterior.

El Manu está ubicado entre los departamentos de Cusco y Madre de Dios, al sureste del Perú. Es uno de los mejores lugares para el turismo de naturaleza, en especial para la observación de flora y fauna. Se han registrado más de 4.300 variedades de plantas, 1.000 especies de aves, 350 especies de mamíferos, anfibios y serpientes; además de 1.300 especies de mariposas.

Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1987.

J. Parque Nacional Huascarán.

El Parque Nacional del Huascarán es Patrimonio Natural de la Humanidad y Reserva de Biósfera, por su excepcional belleza formada por la Cordillera Blanca, lagunas de origen glaciar de intenso color turquesa, así como una gran variedad de flora y fauna andina.

Aquí se encuentran los nevados tropicales más altos del mundo, entre los que destaca el Huascarán, el de mayor altitud en el Perú, con 6.768 metros sobre el nivel del mar. La zona es un paraíso para los aficionados a los deportes de alta montaña y amantes del turismo de naturaleza. Por su importante valor natural es considerado, desde 1977, como Reserva de Biosfera; y desde 1985 como Patrimonio Natural de la Humanidad.

El Parque Nacional Huascarán también ofrece paredes de rocas, para practicar la escalada: Pared la Esfinge, y Llaca. Innumerables rutas para bicicleta de montaña.
Los picos más importantes para las ascensiones son: Vallunaraju, Pisco, Ishinca, Huascarán, Chopicalqui y Alpamayo.
Se debe tener en cuenta que para realizar turismo de aventura es necesario contratar una agencia autorizada o un guía acreditado.

K. Santuario Histórico de Machu Picchu.

Machu Picchu, construida en lo alto de una montaña, es una ciudad Inca con templos, palacios, andenes y canales de agua que muestran lo que una gran civilización fue capaz de edificar con grandes bloques de piedra, sin amalgama alguna, pero con la mayor sabiduría.

Su construcción, en armonía con la naturaleza, representa la fusión de la montaña y la ciudad en una sola expresión. Por su importante legado histórico es considerado, desde 1983, como Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad.

De acuerdo a las investigaciones, Machu Picchu fue construida en el siglo XV por el inca Pachacútec. Entre los más reconocidos arqueólogos existen diversas teorías que consideran que fue un Santuario, una Ciudad Sagrada o un importante centro político, religioso y administrativo.

L. Qhapaq Ñan.

El Qhapaq Ñan, que en quechua también significa “El Gran Camino”, está constituido por un complejo sistema vial (caminos preincaicos e incaicos) que durante el siglo XV los incas unificaron y construyeron como parte de un gran proyecto político, militar, ideológico y administrativo que se conoció como Tahuantinsuyo.

Esta red de caminos permitía el acceso a la información y circulación de productos necesarios para la vida de todo el territorio. El camino hacía posible que desde Cusco los incas administraran territorios ubicados a miles de kilómetros. Por estas vías se enviaban chasquis o mensajeros, se recibían los beneficios del tributo o el trabajo itinerante y se desplazaban los ejércitos.

Si desea más información acerca de cómo visitar estos Patrimonios de la Humanidad, haga click aquí.