fbpx

Receta: Papas a la Huancaína

Papas a la Huancaina

Se llaman “Papas a la Huancaína” porque provienen de la ciudad de Huancayo, Perú. Del origen de su nombre se ha dicho mucho, pero lo cierto es que su sabor ha dado la vuelta al mundo para orgullo de todos los peruanos y ahora llega a su mesa, para que la disfrute.

Inicialmente se preparaba a base de rocoto, pero fue remplazado por el ají amarillo; y el queso que se molía en un batán o mortero, ahora se prepara en la licuadora.

Es uno de los platos típicos más deliciosos de la gastronomía peruana. Su salsa como la papa también es utilizada para acompañar camarones a la parrilla, ceviche, pollo y hasta pastas.

Ingredientes:

  • 1 Lb de Papas amarillas o moradas
  • 1 Lb de Queso fresco
  • 1 Lata (12 onzas) de leche evaporada
  • 5 Ajíes amarillos picantes, sin semillas (o pasta a base de ají amarillo), picados
  • 2 Dientes de ajo, pelados, enteros
  • 1 a 2 Cucharadas de aceite vegetal
  • 1/2 Cebolla amarilla mediana, picada
  • 1/8 Cucharadita de sal
  • 1 Cucharadita de jugo de limón amarillo fresco
  • 4 Huevos cocidos, pelados y partidos por la mitad ó en cuartos
  • 1 Cucharada de perejil de hoja plana, picado
  • 8 Aceitunas negras
  • 1 o 2 Hojas de enteras de lechuga
  • Galletas tipo soda, un paquete pequeño, si las deseas

Preparación:

Lave las papas y póngalas a hervir sin la cáscara con dos cucharaditas de sal. Cuando estén listas, escúrralas y déjelas enfriar. Luego corte en rebanadas o tajadas.

En una olla aparte hierva agua y agregue los huevos. Desde el momento que hierva, espere 10 minutos y luego colóquelos en agua fría. Apenas los pueda manejar, pélelos.

Caliente aceite en una sartén y cocine los ajos enteros, la cebolla y los ajíes cortados (sin semilla ni placenta para que no pique mucho). Los ajíes debe dorarlos por todos lados durante un minuto. Si no dispone de tiempo, utilice la pasta de ají amarillo, poniendo 3 cucharaditas (o a su gusto, dependiendo que tan picante prefiera la salsa).

En la licuadora, licúe los ajos enteros, la cebolla y los ajíes ó la pasta de ají amarillo, el queso y la leche evaporada. Agregue sal y pimienta. Agregue el jugo de limón. Sirva las papas en rodajas sobre una hoja de lechuga y báñelas con la salsa. Adorne con huevos duros, perejil y aceitunas negras.

TIP: Si la salsa queda muy líquida, puede espesarla con galletas tipo soda. Si queda muy espesa, agregue un chorrito de leche pero no mucha, porque es mejor disfrutarla con un punto de espesor.